Revista Digital DeMujeres.com.ar

Martes | 17 de Septiembre de 2019

Dmujeres

Hacé la denuncia

dmujeres - Revista digital - 07-10-2013

 

 

¿Qué es la Trata de personas?

 

Es la captación, el transporte, el traslado, la acogida o la recepción de personas, recurriendo a la amenaza o al uso de la fuerza u otras formas de coacción, al rapto, al fraude, al engaño, al abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad o a la concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra, con fines de explotación.

 

Esa explotación incluirá, como mínimo, la explotación de la prostitución ajena u otras formas de explotación sexual, los trabajos o servicios forzados, la esclavitud o las prácticas análogas a la esclavitud, la servidumbre o la extracción de órganos. Constituye una grave violación a los Derechos Humanos.

 

 

¿Qué función cumple el "cliente" en este comercio ilegal?


El cliente es quien paga por un servicio sexual, sin él no existiría la prostitución. Sin el cliente no desaparecerían mujeres, niñas y niños para ser explotados sexualmente.

 

La Trata de Personas es un flagelo que vulnera los derechos humanos. Este delito es el segundo más rentable del mundo, cuenta con complicidades oficiales y la indiferencia de la sociedad. Resulta ser una de las preocupaciones más importantes de estos tiempos porque afecta a la sociedad en su conjunto.

 

La indiferencia y la desinformación de la sociedad hacen que hoy, en pleno siglo XXI, las mujeres, niñas y niños en Argentina continúen siendo víctimas.

 


 

No te dejes engañar - Métodos de reclutamiento

 

Ofrecer engañosas ofertas de trabajo: en medios gráficos o en forma verbal con tentadoras remuneraciones sin pretensiones de previa experiencia. Suelen ser para trasladarse a lugares alejados del hogar.


Participar en falsas agencias de modelo: solicitan fotos de jóvenes, aprovechando su ilusión, realizan castings y desfiles que realmente son una trampa.


Ofrecer matrimonio o convivencia: En este caso la vulnerabilidad tiene que ver con el enamoramiento de la víctima.La víctima se enamora de su agresor, quien no se muestra como tal, sino que la mantiene engañada en forma constante y suele prometerle una vida en pareja, estabilidad económica, etcétera, para terminar alejando a la víctima de su hogar y su familia, y facilitar su sometimiento. La intención que subyace en la relación, es de alguna manera alejar a la víctima de sus afectos, ya que el aislamiento implica desprotección y un quiebre emocional importante que suele facilitar el sometimiento.


Propiciar el alejamiento del hogar: Los reclutadores tratan de provocar la fuga del hogar de niñas, niños y adolescentes, para aumentar la vulnerabilidad de la potencial víctima y facilitar su captura. Asimismo aprovechan el hecho de que una niña se aleje de su hogar, por cualquier motivo, para capturarla y someterla. 


Investigar a través de internet: las redes sociales, las salas de chat y los blogs suelen ser fuentes inagotables de información sobre posibles víctimas, aprovechando el exceso de datos personales, familiares y de actividades que algunas personas demasiado confiadas informar públicamente. Además, falsear la identidad es muy fácil en la virtualidad, lo que permite al tratante a fácilmente hacerse pasar por otra persona.


Raptar o secuestrar: La víctima es tomada por asalto en la vía pública, se ejerce violencia física sobre su persona, es reducida y trasladada con fines de explotación.Antes del secuestro, la víctima es el objeto de estudio de sus captores, quienes al momento del secuestro conocen su identidad y otros datos personales, que son usados posteriormente, cuando la víctima está en cautiverio, para someterla.

 


 

El Ministerio de Justicia lanzó un nuevo portal web sobre Trata de Personas, que centraliza contenidos, recursos para la difusión, materiales educativos descargables y las vías de comunicación para denuncias:  http://www.jus.gob.ar/noalatrata

 

Para Denunciar o Aportar datos que ayuden a combatir este Delito, Llamá de manera gratuita  al número 145, desde cualquier parte del país:

 

 

 


 

Estas historias son más frecuentes de lo que nos gustaría creer. Prestá atención, tu denuncia recupera vidas. 1.27 minutos de tu tiempo. Vale la pena. 

Dejanos tu comentario


No es legible? Cambiar texto.