Revista Digital DeMujeres.com.ar

Sábado | 19 de Octubre de 2019

Astrología

En la cima de la montaña

Lic. M. Eugenia Centurión - 11-01-2014

Lic. Jimena Romero Zaliz

 

Venimos de un largo camino y ya estamos llegando a la cima de la montaña. Allí nos espera nuestra meta, el objetivo de nuestro viaje, la forma final, el placer del logro smiley

 

Nos encontramos en tiempos de Capricornio, esta cabra con cola de saurio que simboliza la sabiduría, la evolución y la esencialización de las experiencias anteriores.

 

Es el esqueleto que nos sostiene, nos da estructura y nos permite caminar erguidos. Es una energía sencilla, austera, que nos conecta con la realidad y la ley. La ley capricorniana es un orden que incluye a la parte en el todo y al todo en la parte. Es una ley del amor.

 

Es un tiempo de disfrute por lo alcanzado. Es en estos días que realizamos todos nuestros balances de fin de año y nos felicitamos por aquello que cumplimos. Y, al mismo tiempo, nos proponemos nuevas metas para el año siguiente. Renovamos el desafío y las cimas por alcanzar.

 

Es energía de proceso, y como tal, requiere tiempo. No importa cuánto, sino el necesario para el desarrollo y la finalización de la tarea. Implica esfuerzo, constancia, perseverancia y concentración. Aquello construido en este camino se sostendrá y será la base para futuras construcciones.

 

 

 

 

 

Su regente es Saturno, Cronos en la mitología griega, el dios del tiempo. Se lo representa bajo la figura de un viejo, teniendo en una mano una guadaña y un reloj de arena, para indicar que el tiempo todo lo destruye y que pasa insensiblemente; y en la otra mano una culebra que se muerde la cola, como emblema de la prudencia.  Está asociado a la madurez y a la cosecha de las siembras cuando llega el momento justo. Muchas veces se lo vincula a la figura del Segador, de la Muerte que viene en busca de las almas cuando su tiempo ha llegado.

 

Es la figura del viejo sabio, el Ermitaño en las cartas del tarot, que lentamente y a través de la experiencia va haciendo su camino de autoconocimiento. Es por eso que esta energía está asociada a momentos de soledad, introspección y, a veces, aislamiento. Marcela Simonetti nos dice en su columna No los dudes somos diosas “…Como el Viejo Sabio interior, es un mentor que nos  aconseja y guía en nuestro camino hacia la realización...”

 

Capricornio nos deja con los pies sobre la tierra, armados con nuestros valores y estructuras, respetuosos de las normas sociales, responsables de nuestras propias decisiones y deseos.

 

Encontramos la felicidad en nuestros logros cotidianos y en las pruebas superadas. Nos organizamos entonces para seguir nuestro viaje bajo la ley del amor heart

 

 

Lic. Jimena Romero Zaliz

Lic. M. Eugenia Centurión

 

El Pozo de Agua

Dejanos tu comentario


No es legible? Cambiar texto.