Revista Digital DeMujeres.com.ar

Viernes | 17 de Noviembre de 2017

ARQUITECTURA Y AMBIENTE

Matices

Arq. M. Andrea Rodríguez - 13-08-2014

A lo largo de la historia, oriente y occidente han manejado la luz de maneras bien diferenciadas.

 

Mientras que la evolución y el progreso constructivo y arquitectónico de occidente posibilito desmaterializar el muro en busca de una iluminación plena y dinámica, la graduación de la luz oriental fue creando espacios de sombra, calma y misterio.

 

La arquitectura cristiana encontró sus efectos más dramáticos en el uso de la luz, la islámica puso el acento en los efectos de la sombra sobre el muro.

 

En China y Japón el uso de la luz difusa ha sido manejado con una maestría inigualable y en India las paredes tramadas fueron multiplicando los juegos de luces de las estancias.

 

 

Los muros, las aberturas, los cielorrasos y las cubiertas se transforman en instrumentos que permiten o limitan el paso de la luz, creando opacidades y transparencias que enriquecen los espacios otorgándoles vida e intensidad.

 

La elección de los materiales y la forma en la que son utilizados abre una paleta de recursos en el que la permeabilidad, lo traslucido o lo calado determinan distintas atmósferas en los ambientes.

 

Los vidrios satinados bañan con luz difusa los espacios mejorando los niveles de iluminación sin perder la privacidad o evitando visuales no deseadas.

 

Las mallas metálicas caladas atomizan la luz dando como resultado una escena vaporosa sin dejar de reforzar la seguridad de los ambientes.

 

 

 

 

 

Las pérgolas con sus juegos de luces y sombras, tamizan la luz, invitando al reposo y al relax.

 

El uso de cortinas de tela con sus diversas densidades y texturas es un claro ejemplo de la graduación lumínica en el uso doméstico, sin dejar de mencionar el aporte que las celosías, permeables al paso de la luz y el aire le otorgan a los ambientes.

 

Pocas veces somos conscientes de la reacción de nuestros sentidos al estímulo proveniente del medioambiente.

 

El confort visual, los niveles apropiados de iluminación, las calibradas variaciones lumínicas, nos permiten experimentar los espacios de manera más grata y distendida.

 

Vanos transparentes, paredes traslucidas, mallas caladas son herramientas de los innumerables matices que la luz natural puede provocar en nuestro entorno construido.

 


1  Vivienda Unifamiliar / Sandra Tarruella

 

2  Vivienda Unifamiliar - Nunez, CABA / Hauscarriague - Rodríguez

 

3  Vivienda Unifamiliar - Tolder

 

4  Oficinas Villa Martelli /  Hauscarriague - Rodríguez

 
Estudio de Arquitectura Hauscarriague - Rodríguez : crishaus@gmail.com  -  mara.arq.ba@gmail.com

Dejanos tu comentario


No es legible? Cambiar texto.

Lo + leido