Revista Digital DeMujeres.com.ar

Lunes | 11 de Diciembre de 2017

Cada vez más Brujas - Abril 2012

Los Demonios del Camino

Lic. Alicia Cáceres - 10-04-2012

Hemos tenido el coraje de pararnos sobre nuestros miedos, de soñar, de desafiar los límites de lo conocido.

 

De alguna manera te las arreglaste para ir buscando entre tantos distractores cotidianos, despejando el camino, encontrando tiempo para leer y guiándote por tu intuición.Si estás leyendo esto, es muy posible que seas una mujer poderosa.Cuántas veces un título nos atrae y resulta que detrás de él hay una frase o una historia que desata un nudo en el que estamos enredadas.

 

 El mes pasado hablábamos del deseo, de la fuerza imperativa de un deseo genuino. Ahora esto ya está expresado en un objetivo, y en el mejor de los casos, tratando de no ceder a un impulso, hemos desplegado nuestro plan. Con el entusiasmo y la alegría del comienzo largamos la carrera plenas de energía, sabiendo íntimamente que llegaremos exitosas, sanas y salvas. 

 

¿Por qué no? Hemos tenido el coraje de pararnos sobre nuestros miedos, de soñar, de desafiar los límites de lo conocido. Hemos salido como guerreras de la aldea, dejando el fuego del hogar, para ir quien sabe adonde. Tenemos un mapa y una brújula, pero solamente cada paso nos llevará a destino. 

 

Y ahora, nos encontramos con los demonios del camino. Unos tejen y destejen en blanco y negro: ¿será de esta forma o será de esta otra?, ¿estará bien caminar así o debería correr?, ¿tendrá razon tal persona cuando opinaba que esto no tendría sentido o debería hacer una encuesta entre los otros caminantes?. 

Otros demonios parecen muy protectores, y se ofrecen a ayudarnos, a llevar nuestras mochilas, a guardar nuestros secretos, a que no nos arriesguemos ni un poquito. Para qué, si ahí están ellos para protegernos? Otros nos seducen con caminos secundarios... por un ratito!! Total, qué te puede pasar si en lugar de llegar en el tiempo planeado, tardás algunas décadas más de tu vida?

 

Cuando te menciono la palabra demonio, la estoy usando en su antigua acepción, que alude a seres mensajeros de los dioses, muchas veces encargados de otorgar el saber y guiar al ser humano. En estas situaciones que te estoy describiendo, son aspectos propios o ajenos que influyen inconscientemente para llevarnos a quedarnos dormidas o a despertar bruscamente con una pesadilla. 

 

Hablemos claro: marzo y abril vienen con demasiadas tareas urgentes, muchos feriados, aumentos de precios, incertidumbre por doquier, noticias catastróficas que nos paralizan, en fin, recién despues de Semana Santa parece que es posible poner seriamente en marcha nuestro plan. 

 

Nos miramos las manos y verdaderamente no tenemos nada, o muy poco. La aldea ya quedó atrás, pero está cerca, demasiado a mano para la tentación de volver, que proviene de las primeras frustraciones. Te pido que vuelvas a enfocarte. “Podés tener excusas o podés tener resultados. No podés tener las dos simultáneamente” es una frase muy lúcida que se repite en los ámbitos del coaching.

 

Es momento de decir NO a los cantos de sirenas que sólo nos llevarán a encallar por tiempo indeterminado. Y te puedo asegurar que muchos NO serán extremadamente difíciles de declarar. Pero cuando lo hagas, tu poder personal crecerá y la realidad antes tan antagónica a tu deseo, se acomodará en muchos casos como por arte de magia. Decir NO es una declaración de poder personal, que sostiene tu dignidad, autonomía y libertad, marca tu territorio y genera reconocimiento, autoridad y respeto. 

 

Decile SÍ a tu plan, no importa si hasta ahora venís postergando, o si algo salió mal. Volvé a ENFOCARTE una y otra vez. Decile SI a tu protagonismo, a exponerte, a equivocarte y a corregir el mapa. Al fin y al cabo, era un mapa, vos sos la coordinadora de tu proyecto y la que va chequeando ese nuevo territorio. Es ahora cuando la mente, que no soporta la vulnerabilidad y lo desconocido, gritará como mil monos en un árbol: ¡volvamos a la aldea!.

 

Esto tomará a veces la forma de afirmaciones sobre nuestra ineptitud para determinadas tareas. Simplemente no sabemos hacerlo, no entendemos cómo, no es para nosotras… Un baño de humildad, una simple declaración de NO SÉ, nos pone en el umbral de grandes aprendizajes.

 

A medida que avanzamos en nuestro plan de acción nos encontramos con límites que desafían nuestro optimismo. Personalmente, no creo en la eficacia de la repetición de afirmaciones positivas. O sea, yo puedo repetir con mucha esperanza y fe por ejemplo: “el Universo me provee de todo lo que necesito para concretar X “ y quizás esto mantenga por un tiempo mi estado de ánimo, pero jamás será la única, ni la principal causa de superación de los obstáculos.

 

Como dice María Nemeth, autora de “La energía del dinero” es como tirar azúcar sobre mierda. Los sentimientos de miedo a la escasez por ejemplo, aparecen constantemente en diferentes actitudes con las que enfrentamos los límites que la vida nos impone. Vivir es una experiencia de afrontar y aceptar los límites, pero nuestra mente tiene miedo y no quiere enterarse de esto. 

 

Tener conciencia de que nuestra libertad está limitada, nos planta en un proceso de gran transformación. Pule nuestro deseo. Nos hace reflexionar una y otra vez sobre la propia identidad y sobre las propias creencias. Descubrimos que tenemos aspectos que son un tremendo enigma, que cosas que para otros son pan comido para nosotros son un enredo fatal. Descubrimos que quizás no necesitábamos tanto para ser felices, que en el camino sí o sí tendremos que recalcular, tendremos que arriesgar nuestra identidad para dejar de dar vueltas en círculos.

 

En este tiempo del camino, aprendemos a mirar a los ojos a los demonios para dejarlos atrás. Los reconocemos como nuestros, los dejamos estar cerca para integrar su energía (haciéndonos concientes de estos aspectos propios), y seguimos adelante enfocándonos en nuestro objetivo.

 

Los mil monos saltan en las ramas del árbol, y nosotros mantenemos el foco. Paso a paso, acción tras acción. Somos conductores de energía conciente, materializando en el plano concreto y físico lo que en el plano de las ideas fluía velozmente. Esto es: contratos, escritos, conversaciones, acuerdos firmados, negociaciones, objetos concretos como un escritorio y una computadora, territorios, casas, bonos, cheques, dinero contante y sonante, calificaciones, títulos, etc. Según cual sea tu objetivo algo de esto debería estar materializándose. Tomando forma. Haciéndose sustancia.

 

La maravilla del Big Bang da lugar a la realidad del planeta Tierra. La explosión del orgasmo da paso a la existencia de un bebé. El impulso creativo pasando por el cuerpo del artista se plasma en la obra. El deseo de conexión construye a través del trabajo de cientos de personas, un puente. Así está sucediendo todo el tiempo. Posibilidades que acuden a la conciencia y se materializan en un juego infinito de creatividad. Nosotras somos parte de este cambio permanente. 

 

Lic. Alicia Cáceres 

El Pozo de Agua

NOTAS RELACIONADAS

No existen notas relacionadas para esta publicación en particular.

Dejanos tu comentario


No es legible? Cambiar texto.

Lo + leido