Revista Digital DeMujeres.com.ar

Miercoles | 18 de Septiembre de 2019

Historias de Mujer - Marzo 2012

Susana Trimarco

dmujeres - Revista digital - 08-03-2012

Emblema de la Lucha contra la Trata de Personas.

 

Su nombre completo es Sara Susana del Valle Trimarco de Verón, viuda, tiene casi 58 años y es la protagonista de nuestra primera Historia de Mujeres de este 2012.

 

Susana Trimarco era una joven tucumana que a los 21 años se casó con Daniel Horacio Verón, de su matrimonio nacieron dos hijos Daniel Horacio (h) y María de los Ángeles, tuvo hacia ellos dedicación exclusiva en los primeros años, luego volvió al trabajo como empleada en la Legislatura provincial y más tarde en la Municipalidad de Yerba Buena.

 

Pero hace casi 10 años atrás, su vida cambió por completo, su hija María de los Ángeles, Marita Verón, una mañana salió de su casa para ir al médico y nunca más volvió. La desaparición ocurrió el 3 de abril de 2002. Ese mismo día, Susana dejó de ser lo que era "un alma en orden" para transformarse en una Madre Coraje, en el Emblema de la Lucha contra la Trata de Personas.

 

Desde ese 3 de abril del 2002, comenzó a buscar a su hija y en esta búsqueda se encontró frente a la Trata de Personas en Argentina, un negocio sumamente rentable atravesado por una amplia red de corrupción que implica a los tres poderes del Estado.

 

Lejos de intimidarse siguió buscando a Marita con mucho más ímpetu y fortaleza, encontrando a su paso a decenas de mujeres jóvenes a quienes les brindó ayuda para salir de las redes de trata y a reencontrarse con su familia.

 

En los últimos años, el caso Marita, instaló el tema de la trata de blancas en la agenda política nacional y transformó a Susana en un personaje casi de ficción. Esta mujer pateó las puertas de los despachos oficiales pidiendo respuestas, se convirtió en un referente público más confiable que la policía local, se disfrazó de prostituta para averiguar por el paradero de su hija, participó del rescate de más de un centenar de chicas que eran esclavizadas en burdeles de todo el país.

 

Muchas veces con su nieta, Micaela (hija de Marita) en brazos, recorrió kilómetros en busca de alguna pista que la acercara a la verdad; su marido Daniel no pudo soportar la depresión y en Junio de 2010 murió, pero ella no se detuvo, siguió adelante.

 

En el año 2007 Susana Trimarco creó la Fundación María de los Ángeles y según sus propias palabras, "esta Fundación nace como extensión de mi lucha personal contra este crimen y del deseo de ayudar a otras familias, que como la mía se vieron afectadas por este delito, así como un especial interés por debatir y hacer pública una problemática vigente que desafortunadamente, se ha invisibilizado en gran parte de nuestra sociedad". Dicha Fundación tiene tres objetivos primarios, la prevención, la protección y la asistencia integral a víctimas y a sus familias.

 

Después de casi una década, en San Miguel de Tucumán el día 8 de Febrero de 2012, comenzó el juicio por la causa de Marita , y las palabras de Susana resuenan en el recinto del Tribunal:

 

“Yo no voy a derramar una lágrima más. Yo voy a buscar. Gracias a Dios tengo fuerza e inteligencia y sé lo que quiero. ¿Quiénes son ellos para destruir mi vida? Dos veces me quisieron matar. ¿Y saben qué hice? Les tiré con un ladrillo en la luneta del auto que me había golpeado en la cadera gritando ¡no te tengo miedo! Porque no tengo miedo. Yo me voy a enfrentar así, chiquita, bajita como soy. Yo no me voy a callar. No sé por qué Tucumán no se anima. ¿Qué pasa, señores? Micaela está esperando a su madre. Es una nena que creció en mis brazos, enfrentando a las mafias conmigo. Yo busco a mi hija con vida. Pero si está muerta, quiero los huesos de mi hija. Que me digan dónde está. ¿Por qué no me lo dicen?” En primera persona, desde la soledad del estrado, Susana Trimarco acusó.

 

 

Fuente: fundacionmariadelosangeles.org - mujeresdecarneyhueso.blogspot.com

 

NOTAS RELACIONADAS

No existen notas relacionadas para esta publicación en particular.

Dejanos tu comentario


No es legible? Cambiar texto.