Revista Digital DeMujeres.com.ar

Sábado | 19 de Octubre de 2019

Notas de Arte

Escribir de a dos...

dmujeres - Revista digital - 20-11-2015

 

Hace 42 años Margarita paseaba por Flores, me acerco y le pregunto si conoce a Miguel Hernández, me contesta que no...

Le pregunto entonces: - Conocés a Serrat?, me dice que por supuesto y que le encanta.

LLevamos 41 años casados y nuestro hijo mayor se llama Hernando.

Nos conocimos hablando de poesía...

 

 

 


 

Margarita Silvia Cova es docente de nivel secundario y superior. Escribió siempre, pero con la timidez de desnudar su alma ante quienes no la conocieran. Hoy está convencida que no publicar sería un acto egoista.

 

Enrique Humberto Crivellari es arquitecto, luthier y docente. A los 15 años comenzó a escribir canciones y eso lo acercó al mundo de la poesía.

 

Están juntos desde hace muchos años y comparten el placer de escribir. Las invitamos a conocer parte de su historia, a través de esta nota que titulamos: "Escribir de a dos..."

 


 

Margarita y Enrique cuándo comenzaron a escribir, cómo nace este deseo de expresarse a través de la escritura?

 

M. A los quince años descubrí las rimas de Gustavo A. Bécquer, respondían al sentir romántico de mi adolescencia, me aprendí el libro de memoria, después las poesías de Rafael Obligado y ya no paré, no sólo de leer poesía sino también de escribir. Ese ejercicio de interpretar y expresarme por escrito me transformó de una alumna mediocre en una alumna excelente desde entonces.

 

E. También a los quince años comencé a escribir canciones que me llevaron a descubrir el mundo de la poesía, vínculo que se profundiza con la admiración por Juan Manuel Serrat que musicalisó a muchos poetas. 

Tenemos una anécdota que nos describe. Hace 42 años Margarita paseaba por Flores, me acerco y le pregunto si conoce a Miguel Hernández, me contesta que no.Le pregunto si conoce a Serrat, me dice que por supuesto y que le encanta. LLevamos 41 años de casados y nuestro hijo mayor se llama Hernando. Nos conocimos hablando de poesía.

 

 

 

¿Cuéntenos cómo es esto de escribir juntos. Siempre fue así o sólo escribieron juntos en "Custodios"?

 

M. Escribimos siempre separados, es una curiosidad la poesía "A nuestros padres" que es la única que escribimos juntos, aunque se observa la primera mitad que es de Enrique y la segunda mitad que es mía. 

 

 

 

Ceden parte de su individualidad al escribir juntos? Escriben de a dos o cada uno esboza la idea y después se juntan para plasmarla?

 

M y E. Seleccionamos el material de cada uno y hacemos algún orden para que la diversidad de nuestros estilos y temáticas hagan más interesante la lectura.

 

 

 

Sólo escriben Poemas o tienen algún proyecto para escribir, por ejemplo, una novela juntos?

 

M y E. El segundo libro sale a principios del año que viene, además de poesías tiene cuentos, algunas ilustraciones y hasta algo de humor gráfico, ya que nuestra nuera María del Pilar Alsina, con ingenuidad, ironía y ternura ha reflejado mucho de nuestro trabajos con otra visión. Será una combinación arriesgada pero llena de frescura.

 

 


 

 

Gracias Margarita y Enrique por compartir con nosotras parte de su historia!!!

 

 

 

El libro "Custodios" se puede comprar por mercado libre y en San Martín (Pcia.Bs.As.) en la librería Garabombo.

 


 

 

REALIDAD TARDÍA

 

Eras un joven tigre agazapado

con sutilezas y formas acolchonadas,

yo, la mariposa creía que segura volaba

hasta que la realidad superó

las tibiezas primeras y prolongadas

y de tu manita de osito surgieron las garras.

Con una sola, es más, con su sólo impulso

me hubieras matado.

Pero sólo era una herida

y confiaba que enseguida mi amor la superaría

y nuevamente me jugaba.

Repetía cabriolas, vuelos y revolcadas.

Me elevaba al cielo y me zambullía

en tu pelaje veteado en blanco y anaranjado.

Te creía… te creía… total y absolutamente.

Las garras crecían y mi baile eludía

inventaba y esgrimía, aunque dudaba no se detenía,

apostaba empecinadamente a quererte.

Un día el rayo partió el rumbo,

el reflejo en el filo encegueció mi mirada,

perdí el equilibrio y no pude evitarlo,

caí en medio de tu cuerpo y en dos mitades

caí matada.

Tu no dejaste de ser tigre,

yo ya no era nada.

 

                                          Margarita

 

 

CONTIGO

 

De cada día contigo

respiro el fresco amanecer,

la briza suave

y el rocío,

y el perfume de tu piel tocándome.

Las caricias fueron besos

y los besos vino dulce,

tu mirada interrogante

balsa de azahares y jazmines,

tus manos como remos

remontando lo imposible.

De cada día contigo

llevo el paso al ritmo de tu andar

aunque el camino

se angoste

y la noche sea muy negra

y muy fría

y sin abrigo, tengo

el calor de tu cuerpo tibio

que me cubre

y ahuyenta las sombras.

De cada día contigo

tengo la belleza

de un árbol florecido,

el perfume de la lluvia

en el otoño

y el sol que destella

en los bordes de las

noches.

De cada día contigo

nazco, retoño…vivo.

                                      

                                       Enrique  

 

Dejanos tu comentario


No es legible? Cambiar texto.