Revista Digital DeMujeres.com.ar

Martes | 17 de Septiembre de 2019

GALERÍA VIRTUAL  

CrisMar

dmujeres - Revista digital - 24-07-2014

María Cristina Márquez

 

El arte surge en mi vida en diferentes formas. Mi atracción por la estética siempre estuvo presente.

 

Siendo muy joven me inicié en cursos de decoración de interiores, siempre en búsqueda de la armonía a través de colores y formas. Participaba en toda decisión sobre elecciones de objetos, muebles y todo lo relacionado con el arte para generar ambientes armónicos.

 

Las mismas demandas me fueron llevando al diseño exclusivo de prendas de vestir.

 

Además de un local, en una galería muy conocida de Buenos Aires armé mi propio taller. Todos los diseños eran desarrollados por mí. Exponiéndolos cada temporada en desfiles de alta costura. Me dediqué a esa actividad varios años. Una tarea agotadora, pero que me llenaba de satisfacción. Trabajaba con texturas y colores que me ocupaba de buscar en diferentes partes del mundo.

 

Al mismo tempo, estudié Historia del Arte durante varios años. Existía en mí una gran curiosidad en el conocimiento del arte de la pintura.

 

El dedicarme a encontrar géneros originales viajando a diferentes lugares, me fui sintiendo extasiada por asistir a cuanto museo tenía oportunidad de visitar.

 

Podía pasar mucho tiempo admirando obras de grandes maestros.

 

Comencé a incursionar con el pincel en pintura decorativa, luego me animé a copiar obras de reconocidos pintores siempre como autodidacta.

 

El dibujo artístico apareció como opción en manos de reconocidos profesores. Cosa que me permitió descubrir mi pasión por las formas del cuerpo y la pintura figurativa.

 

Quizás, esa pasión tuvo relación con alguna época de mi vida de gran necesidad de expresión. Lo que no se pone en palabras: angustias, soledades, desilusiones, desesperanzas, placeres, reconocimientos, alegrías, se plasmaban en esa creación.

 

La pintura se iba convirtiendo en un canal de sanación y regocijo. Ya formaba parte de mi vida. Inspirándome la vida en sí misma con sus partes luminosas y oscuras.

 

Empezando por la carbonilla con modelo vivo y continuando con acuarelas, método complicado pero que dá gran habilidad para manejar el color y las transparencias.

 

Luego,me interesó un corto tiempo el acrílico sobre tela hasta llegar a mi mayor satisfacción: el óleo sobre tela que brinda una ductilidad especial.

 

Mi necesidad de pararme ante un lienzo con un pincel me provoca un enorme contacto con los estados del alma. Siento que mi espíritu se refleja en ellos. Mi condicionamiento para mostrarme abierta a los demás, se lograba en toda su dimensión a través de mi obra terminada.

 

Si bien desarrollo otras actividades siento que la pintura es mi lugar. Y allí quiero permanecer.

 

 

María Cristina Márquez 

Artista

 

__________________________________________________________________________________________

 

 

CrisMar: https://www.facebook.com/crismarqz.pinturas?fref=ts

 

Dejanos tu comentario


No es legible? Cambiar texto.