Abrumada

Ni lerdas, ni perezosas...

Abrumada - 01-07-2013

Hola amigas! Cómo andan tanto tiempo, pudieron relajar un poco la tensión en estos primeros 6 meses del año, pudieron poner bajo el agua el despertador tirano? Espero que sí y me alegra volver a encontrarnos.

Imagino que algunas tienen niños en edad escolar, otras en nivel secundario y algunas con universitarios o flamantes recibidos.

 

Yo me encuentro dentro de este último grupo, una comienza a descubrir que no es tan importante su presencia en casa y puede empezar a tomarse pequeñas licencias o grandes, como les pinte, el hecho es que descubren un nuevo panorama.

Y más allá de todo, una empieza a tener una mirada para consigo misma, a veces dura, a veces crítica.

 

Mañana temprano, suena el despertador, lo apagás de un golpe (ojo! siese día no se te durmieron las manos porque dormiste hecha un moño) y medio fregando los ojos…  manoteás con la mano que no está dormida los lentes,  porque a esa hora no ves ni lo que tenés delante de la nariz y llevás tu humanidad hasta el baño”.

 

UYYYY…  sí, así con mayúsculas, qué cara tenés tía!

 

Ojeras que te llegan al piso, los párpados hinchados, qué desastre! Los abrís o fruncís el ceño para verte mejor y guácala! todas las líneas, las de expresión, las de no expresión, las de que si, las de que no … y ahí empieza el ritual… que la crema para el párpado que esperás milagrosamente se estire, que la crema para la cara antes de que  se te raje como una grieta en plena erupción volcánica ahhhhh… paren! nos olvidamos, algunas nos bañamos a la noche, otras a la mañana, según sea el horario tendremos el ritual de la ducha anterior con las consabidas miradas en el espejo, agarrando lo que se cayó, subiendo lo que no se puede subir ni con una grúa y ni qué hablar de contener la respiración para ver si podemos vernos chatas como alguna vez estuvimos,  paren!!! Se están poniendo violetas ¡!

 

Chicas, chicas, amigas queridas, está bueno que se quieran, está bueno que se cuiden,  pero dejemos los milagros para cosas serias… En este caso no pidamos milagros, sólo tratemos de vernos regias, lo mejor posible y sobre todo seamos felices con lo que vemos.

 

Porque más allá de las cremas, más allá de los masajes, dietas, clases de gym que hagamos,  lo que nos hace únicas y fabulosas es el hecho de ser mujeres que nos vamos adaptando a lo que la vida nos propone o de lo contrario se lo podemos proponer nosotras…

 

Ya pensaron qué le van a proponer a sus vidas el resto del año?

 

Se las dejo picando... Nos vemos!

 

Abrumada

NOTAS RELACIONADAS

No existen notas relacionadas para esta publicación en particular.

Dejanos tu comentario


No es legible? Cambiar texto.

Lo + leido