Menopausia y salud

Osteoporosis

dmujeres - Revista digital - 01-07-2013

 

 

¿Qué es la osteoporosis?
 

La osteoporosis (hueso poroso) es una enfermedad en la cual la densidad y la calidad de los huesos están reducidas. Como los huesos son más porosos y frágiles, el riesgo de fracturas está muy aumentado.

La pérdida de masa ósea ocurre en forma “silenciosa” y progresivamente; a menudo no hay síntomas hasta que se produce la primera fractura.

hueso poroso

 

Aunque no todas las mujeres durante la menopausia padecen osteoporosis, según la Fundación Nacional de Osteoporosis 1 de cada 4 mujeres desarrolla la enfermedad y 2 de cada 4 sufren osteopenia (descalcificación sin riesgo de fractura) y 1 de cada 4 tiene una densitometría totalmente normal. La osteoporosis depende en un 80% de la genética.

 

Las fracturas más comunes asociadas a la osteoporosis son las de muñeca, columna y cadera. La incidencia de estas fracturas, particularmente cadera y columna, se incrementan con la edad, tanto en mujeres como en hombres.

 

La osteoporosis es una enfermedad tratable, requiere de cambios en el estilo de vida, ingesta adecuada de calcio y vitamina D, ejercicios físicos y medicamentos que aumentan la masa ósea y disminuyen el riesgo de futuras fracturas.

 

¿Quiénes tienen más riesgo de padecer osteoporosis?

 

Aquellas personas:

 

De sexo femenino

 

De edad avanzada

 

Quienes tuvieron Menopausia Precoz

 

Que tienen el hábito de: Fumar - Beber en exceso - Ser sedentarias - Ingesta inadecuada de calcio

 

Antecedentes de fractura en familiares de 1er grado (madre, abuela)

 

¿Cómo se diagnostica la Osteoporosis?

 

Se hace mediante un examen llamado Densitometría Osea, mediante un tipo de Rayos X capaces de medir la densidad del hueso. Es un examen simple e indoloro, que le aportará al médico información precisa para poder diagnosticar la enfermedad, calcular riesgo de fractura y decidir en consecuencia el tratamiento más adecuado.

 

¿Cómo prevenimos la osteoporosis?

 

Como en casi todas la enfermedades, la alimentación es fundamental a la hora de la prevención. Los factores nutricionales que tienen más relación con la osteoporosis son el calcio, fósforo, proteínas y vitamina D.

 

Calcio:

 

Es importante realizar una ingesta adecuada de este mineral, dado que su déficit provocará una descalcificación en los huesos. Hay que aumentar el consumo de leche y sus derivados ya que son la fuente principal de calcio de mayor biodisponibilidad. Esto es esencial tanto como para la prevención, como para el tratamiento de la osteoporosis.

 

Otros alimentos que contienen calcio son:

 

Alimentos de origen vegetal, verduras: espinaca, brócoli, cebolla. Legumbres: garbanzos, lentejas. Frutos secos: almendras, nueces, avellanas, pistachos. Las semillas secas como el sésamo también es una fuente importante de calcio.

 

Vitamina D:

 

La vitamina D cumple funciones importantísimas en el organismo. Entre las más importantes se destacan la absorción del Calcio y el Fósforo, elementos imprescindibles para el crecimiento y la fortaleza de los huesos. Se encuentra principalmente en el salmón y el atun en conserva, también hay algunos yogures y cereales fortificados con vitamina D.

 

Los alimentos que contienen vitamina D o calciferol son:

 

La leche, la yema de huevo, el salmón, el atún, la sardina, el hígado, múltiples cereales y el queso. Además, muchos alimentos en el mercado, dirigidos principalmente a la niñez o a la tercera edad, presentan una fórmula enriquecida con calciferol además de otras vitaminas y compuestos esenciales para el correcto funcionamiento del organismo. Además esta vitamina, la que podemos sintetizar a través de la exposición solar.

 

Fósforo:

 

El 70-75% del fósforo que tenemos en nuestro organismo se encuentra en los huesos. Este mineral es esencial para la formación de los mismos, por eso hay que asegurarse de cubrir todos los requerimientos que nuestro cuerpo necesita.

 

Los alimentos que contienen  fósforo son:

 

Quesos, a mayor curación, más contenido en fósforo. Sardinas, mariscos , chocolate, yema de huevo, yogur, leche y carnes: vacunas, de cerdo, pollo o pescado.

 

Otros aspectos importantes para la prevención de la osteoporosis son:

 

 Moderar el consumo de sodio, de grasas y de alcohol.

 

 Abandonar el hábito de Fumar.

 

 Actividad física: la clave es evitar el sedentarismo, cualquier ejercicio físico vale, podemos caminar, nadar, andar en bicicleta, hacer pilates, la actividad que más te guste, 4 veces por semana.

 

 Sol: la piel forma vitamina D ante la exposición solar, y ésta es de suma importancia para la buena absorción del calcio y el fósforo en el intestino. En primavera y verano, se recomiendan exposiciones cortas, entre 15 y 20 minutos, fuera de los horarios pico de radiación solar; y en otoño e invierno las exposiciones deben aumentarse.

 

 Prevención de caídas: en adultos mayores, se recomienda controlar el uso de medicación que puedan alterar los reflejos, tales como tranquilizantes, hipotensores y otros. Evitar el uso dentro de la casa de alfombras y cables sueltos. Usar buena iluminación y en los baños utilizar agarraderas y antideslizantes.


 

Esta información es una descripción general de la osteoporosis, será el Médico quien indique el tratamiento a seguir, adaptándolo conforme a los requerimientos de cada paciente en particular.

 


Fuente: www.osteoporosis.org.ar   -   vitaminas.org.es  

NOTAS RELACIONADAS

No existen notas relacionadas para esta publicación en particular.

Dejanos tu comentario


No es legible? Cambiar texto.

Lo + leido