Happy hour con amigas !!

Happy hour con amigas!!

dmujeres - Revista digital - 05-02-2014

 

El trago de este mes es el Clericó, bebida muy refrescante, típica del verano, se prepara en jarras y sus ingrediemtes principales son las frutas y el vino.

 

 

 

 

 

 

Existen muchas recetas acerca de esta bebida, pero todo Clericó debe tener como mínimo tres ingredientes básicos: frutas cortadas en cubos, azúcar y vino. El vino puede ser blanco o rosado, sidra o champagne, lo ideal es usar frutas de estación no muy maduras y agregarle poca azúcar ya que la fruta aporta la cuota suficiente. También se pueden añadir unas hojitas de menta fresca. A la mesa llega en jarras de dos litros bien heladas con un largo cucharón de madera y se disfrutan compartiendo con amigos. 

 

 

Cómo prepararlo 

 


Elegir frutas frescas de estación como manzanas, bananas, naranjas, duraznos, uvas, cerezas, frutillas o ananá, pelarlas y cortarlas en cubos del mismo tamaño. El vino más común para esta preparación es el blanco dulce, aunque también puede ser seco, rosado, sidra o champagne (los espumantes se deben agregar a último momento para que no pierdan el gas).

 

Primero se coloca la fruta cortada en una jarra grande, luego se agrega el azúcar a gusto y se presiona con la cuchara de madera para que la fruta desprenda su jugo. Después se incorpora el vino y se revuelve, y para darle un toque especial se puede añadir una copita de algún licor dulce como Cointreau, Grand Marnier o Tía María o alguno seco como el gin, vodka o ron. 

 

Para que la preparación quede más suave se puede reemplazar un poco de vino con jugo de naranja o soda. Por último, se coloca en la heladera y se sirve bien frío, revolviendo previamente para que la fruta se mezcle bien. 

 

 

 

Con qué acompañarlo 

 

- El Clericó de vino blanco va muy bien con tablas de quesos y fiambres ahumados, pizzas y empanadas, sandwiches de lomito, bocaditos de muzzarella y frutas secas como almendras o avellanas tostadas y saladas. 

 

- El Clericó de espumantes, sidras o champagnes es ideal para acompañar frutos de mar como rabas, cornalitos fritos o mejillones a la provenzal, tostaditas con anchoas y tomate y tortilla a la española. 

 

- El Clericó de vino rosado se disfruta doblemente con nachos con guacamole, carnes frías como peceto, lengua a la vinagreta, tartas de verduras y frutos secos salados como nueces, avellanas, almendras y maní. 

 

 

CLERICÓ CLÁSICO 


3 naranjas
½ k de frutillas
2 manzanas
2 bananas
2 duraznos
½ taza de azúcar 
1 ½ litro de vino blanco dulce (puede ser Chardonnay o Torrontés) 
1 vaso de ron blanco 

 

Lavar bien las frutillas y cortarlas en dos. Pelar el resto de las frutas y cortarlas en cubos. Colocar toda la fruta dentro de una jarra y añadir el azúcar, el vino y el ron. Mezclar bien y llevar a la heladera hasta el momento de servir.  

 

Podés preparar este clericó con la bebida que más te guste, vino, sidra o champagne, Si te falta alguna fruta, la reemplazás por otra.

 

 

Creá tu propio clericó de autor y compartilo con amigas. Que lo disfrutes!!!

 

 

 

________________________________________________________________________________________________

 

 

Fuente: www.conexionbrando.com   -  Verónica Gurisatti

Dejanos tu comentario


No es legible? Cambiar texto.

Lo + leido