Revista Digital DeMujeres.com.ar

Lunes | 27 de Septiembre de 2021

No lo dudes, somos Diosas. Demeter

La Diosa Demeter El rol maternal desde la mirada de la mitología

Marcela Simonetti - 15-12-2014

Los mitos narran historias que tienen un profundo significado psicológico. Contienen mensajes simbólicos que ayudan a comprender las características de los seres humanos y las distintas etapas de la vida.


El psiquiatra suizo Carl Gustav Jung profundizó en el área de la mitología, encontrando en la misma ciertos patrones que denominó arquetipos. Estos arquetipos reflejan estructuras profundas de la psique que pueden llegar a manifestarse en determinadas circunstancias.

 

 

El arquetipo de la Madre lo encontramos en el mito de la diosa griega Demeter, la diosa de la agricultura. Ella representa a la madre nutricia, que proporciona los cereales que alimentan a los seres humanos.

 

 

Ella tuvo con Zeus, el rey de los dioses, a su hija Perséfone. Demeter y Perséfone tenían una vida tranquila y feliz, hasta que un día Perséfone sale a pasear y no regresa. Demeter la busca angustiada por todos lados sin ningún resultado. 

 

Después de mucho tiempo ya casi sin esperanza, Demeter se entera que su hija fue raptada por Hades, el dios del mundo subterráneo. Al enterarse de esta situación, se enfurece y hace que la tierra se vuelva estéril, manifestando que si su hija no regresa, la tierra no seguirá proporcionando abundancia y alimento a la humanidad.

 

Ante este hecho, interviene Zeus que envía a su mensajero, el dios Hermes, para que vaya a buscar a Perséfone al mundo subterráneo. 

 

Cuando Hermes regresa con Perséfone, Demeter la recibe con una gran alegría y le pregunta ansiosamente si había comido algo en el mundo subterráneo. Si Perséfone no había comido nada, iba a poder permanecer para siempre con ella.

 

 

 

Pero Perséfone había comido la granada que Hades le ofreció, por lo tanto, iba a tener que pasar dos tercios del año con Demeter, y el resto de los meses en el mundo subterráneo con Hades, que se convirtió en su esposo.

 

Cuando Perséfone regresó, Demeter devolvió la fertilidad a la tierra, simbolizando el retorno de la primavera. Y cuando Perséfone retornaba al mundo subterráneo, la tierra se volvía a secar, simbolizando así el invierno.

 

 

Jean Shinoda Bolen, analista junguiana, describe en su libro “Las Diosas en cada Mujer”, las características del arquetipo de Demeter.
Por un lado este arquetipo representa una actitud maternal que tiende a nutrir y cuidar, no sólo a los hijos, sino también a otras personas. Dentro del aspecto positivo, esto la convierte en una madre generosa, capaz de brindar apoyo emocional y comprensión en su entorno. Pero, por otro lado, este aspecto tiene ciertas dificultades psicológicas.

 

 

Dice Shinoda Bolen “cuando una mujer se identifica con Demeter, actúa como una diosa abundante y maternal con una capacidad ilimitada de proveer. No puede decir que no cuando alguien requiere de su atención o ayuda”. También dice que: “cuando una mujer Demeter pierde una relación en la que ha sido figura maternal, no sólo pierde esa relación, sino que también pierde su papel de madre, que le había dado importancia y sentido a su vida. La expresión “depresión del nido vacío”, describe la reacción de las mujeres que han dedicado sus vidas a sus hijas/os, sólo para verles partir después.”

 

 

Shinoda Bolen propone modos de desarrollarse que ayudan a superar estas situaciones. Uno de ellos es ampliar la visión, no quedarse encerrada en un único modelo. Implica poder disponer de un tiempo para sí misma, para dedicarse a actividades personales.

De esta manera, sin perder las cualidades positivas que brinda el arquetipo, una mujer puede encontrar un sentido propio individual que no quede delimitado solamente a su rol maternal.

 

 

Marcela Simonetti

Consultora Psicológica

 

Sitio web: www,jungtarot.com.ar

Blog: tarotmitosyarquetipos.blogspot.com

 

 

Dejanos tu comentario


No es legible? Cambiar texto.

Lo + leido