Revista Digital DeMujeres.com.ar

Sábado | 03 de Diciembre de 2022

Nutrición

¿Qué se entiende por colación?

Lic. Laura Corbal - 17-06-2015

 

Cuando se encara un plan de descenso de peso, según nuestros horarios, lugares de trabajo y/o estudio podemos o no incluir alguna “colación”. Este es un alimento nutritivo pautado para consumir en horarios fuera de las 4 comidas con el objetivo de evitar el picoteo. Ahora bien, si en cambio el plan es para ascender de peso por necesidades específicas o deportivas y se tiene que consumir una determinada cantidad de calorías, esta colación será un alimento que nos ayudará a completar el valor calórico total más allá de las comidas principales.

 

En los planes de descenso de peso, aparte de las calorías de los alimentos, debemos tener en cuenta los gramos para poder establecer la “Densidad Calórica”, que es la relación de la cantidad de calorías que nos aporta un alimento sobre sus gramos. Para que una colación sea ideal en un plan de descenso de peso, esta división debería dar entre 0,50 y 1.

 

Las colaciones tradicionales como barritas, obleas, alfajores de arroz, turrón, etc. tienen pocas calorías pero, también tienen pocos gramos, por lo cual, no nos dan sensación de saciedad y no podemos comer varias unidades. Estos productos, tienen una Densidad Calórica elevada, que al hacer la división de las calorías sobre sus gramos suelen dar valores de 3 a 5. Y esto es porque las grasas aportan muchas calorías en pocos volúmenes.

 

Lo ideal, es consumir yogures descremados, gelatinas light o licuados elaborados con leche semidescremada en lugar de agua, frutas, postres de leche o flanes light. Estos alimentos en su composición tienen agua, la cual aporta volumen pero no calorías. Los que son elaborados con leche, aportan además proteína, y nos satisfacen por más tiempo, siendo aliados ideales para planes de descenso de peso. Las frutas, además de agua, nos aportan fibra que ayuda también a sentirnos más “llenos”.

 

Hay que tener en cuenta que ciertos productos dulces, no están prohibidos, pero hay que consumirlos con moderación. Si tenemos ganas de algo dulce con chocolate, no hace falta quedarnos con las ganas, pero sí saber moderar la porción. Ahora bien, si tenemos hambre a mitad de mañana o tarde y nos falta aún para la comida, lo ideal son los alimentos que posean densidades calóricas más bajas. Para eso, debemos leer muy bien la información nutricional que nos brindan las etiquetas, para saber la Cantidad de Energía por porción o paquete y el Peso o Tamaño de la porción o paquete.

 

 

Es conveniente y aconsejable realizar un plan alimentario asesorados por un profesional que sabrá adaptar las colaciones a nuestras necesidades, gustos y momentos. No hay que dejarse llevar por publicidades o consejos de otras personas. Lo que funciona para los demás, puede no funcionar en nosotros.

 


 

Ejemplos de Colaciones

 

 

 

 


 

Lic. Laura Corbal

 

Nutrición sin prohibición

Dejanos tu comentario


No es legible? Cambiar texto.

Lo + leido