Menopausia y salud

La importancia del Suelo Pélvico

dmujeres - Revista digital - 06-08-2013

 

Del estado de esta musculatura depende en gran medida la calidad de vida de las mujeres. Y aunque es de vital importancia para nosotras, sin embargo, todavía muchas no saben dónde está, ni han oído hablar de él.

 

¿Qué es el suelo pélvico? 
 

Es un conjunto de músculos y ligamentos que cierran la cavidad abdominal a modo de “puente colgante”. Ese puente sirve para contener los órganos pélvicos en su sitio y que éstos funcionen correctamente: vejiga, útero, vagina y recto; y para dar estabilidad a nuestra columna y nuestra pelvis. Por eso tonificarlo y fortalecerlo es tan importante para nuestro bienestar físico y psíquico.


¿Por qué pueden debilitarse los músculos del suelo pélvico?
 

1. Embarazo y parto.

2. Hacer fuerza constantemente para evacuar el intestino (estreñimiento).

3. Repetido levantamiento de objetos pesados.

4. Tos crónica (como la tos de los fumadores o bronquitis y asma crónicas).

5. Exceso de peso.

6. Cambios hormonales durante la menopausia.

7. Mal estado físico general.

 

¿Cuáles son los síntomas provoca el debilitamiento del suelo pélvivo?     
        

  1. Incontinencia Urinaria (escape de orina al reír, toser, saltar o bailar)
  2. Disfunciones sexuales:
        Pérdida de sensibilidad.
        Disminución en la intensidad orgásmica o falta del mismo.
        Dolor o incomodidad en el coito.                                  
  3. Prolapso: Es cuando estructuras internas de la mujer, pierden su localización y descienden parcialmente por la vagina (útero, vejiga).

 

¿Cómo evitar la debilidad del suelo pélvico?
 

La prevención, ejercitar la musculatura del suelo pélvico (músculo pubococcígeo), es la mejor fórmula. Cuanto antes tomemos conciencia de su importancia y comencemos a trabajar esta musculatura, mejor podremos minimizar los inconvenientes del embarazo, del parto y, sobre todo, de la menopausia.


Si queremos ganar calidad de vida debemos conocer mejor nuestro cuerpo y, sobre todo, nuestro suelo pélvico, y fortalecerlo a cualquier edad. Si no hay problemas previos, cinco minutos al día son suficientes para mantener tonificado el suelo pélvico. 

 

Ejercicios de Kegel:

 

Fueron diseñados por el Dr. Arnold Kegel en el año 1952, con el objetivo de ayudar a mujeres con problemas de incontinencia urinaria, se observó entonces, que al ejercitar el músculo vaginal, no solamente se eliminaba el problema, sino que aumentaba el potencial de las sensaciones genitales y el orgasmo se vivenciaba con mayor intensidad.  La explicación a esto se debe que al ejercitar la musculatura, hay un aumento de flujo sanguíneo y este aumento facilita la excitación y el orgasmo.

 

¿Cómo reconocer el músculo pubococcígeo y realizar los ejercicios?


Este músculo es el que se contrae cuando se tiene ganas de orinar y se intenta aguantar por alguna razón.
Primero contraer el músculo en el momento de orinar, frenar y continuar orinando. Esto realmente se hará en un comienzo, con el fin de reconocer el procedimiento, pero luego no se realizarán mientras se orina, ya que puede no vaciarse bien la vejiga y traer problemas de infección. 

 


Una vez localizados los músculos, es importante que no se estén utilizando los músculos abdominales, y para darse cuenta de esto, se coloca la mano en el abdomen en el momento de las contracciones del piso pélvico, ya que son éstos, los que deben contraerse y relajarse, para lograr la efectividad deseada. Comprendido el procedimiento de la ejercitación, se podrán hacer en cualquier momento, ya sea sentada, parada o acostada, ya que nadie notará que se están realizando. 

 


Entonces se contrae el músculo, se cuenta hasta tres y se relaja, mientras se acompaña respirando normalmente; a medida que se va contrayendo y relajando cada vez más rápido. Durante la primera semana: hacerlos unas quince veces, en dos momentos del día, y en las semanas siguientes, una vez por día será suficiente.
Aunque si fuera posible incorporarlos como un buen hábito durante toda la vida, tendríamos garantizada una buena salud física y un mayor disfrute de la sexualidad.


 

En el próximo número Los ejercicios hipopresivos y su impacto en el fortalecimiento del suelo pélvico

Fuente: www.donapasapas.com/

 

Dejanos tu comentario


No es legible? Cambiar texto.

Lo + leido