Revista Digital DeMujeres.com.ar

Lunes | 27 de Septiembre de 2021

ARQUITECTURA Y AMBIENTE

Confort y eficiencia energética

Arq. M. Andrea Rodríguez - 09-08-2013

No caben dudas que como consecuencia de la gran revolución tecnológica y de desarrollo industrial, la energía se ha convertido en  la principal fuente para el funcionamiento y desarrollo de las sociedades, y que el uso intensivo de la energía de procedencia fósil y nuclear es una de las principales causas del deterioro o del riesgo medioambiental actual.


El uso de energías no renovables (petróleo, gas, carbón) e intermedias como la nuclear, generan dos tipos de impacto ambiental, uno de tipo local y otro de tipo global. El impacto local en forma de contaminación atmosférica directa, y de agua y suelo en forma derivada, tiene efectos sobre la salud humana; mientras que el impacto global, induce al cambio climático y al agotamiento de los recursos no renovables.


Consumir igual o menos, pero resultando más eficientes, es el objetivo. Esta capacidad aplicable a diferentes tareas de la vida adquiere su máxima dimensión cuando hablamos de construir, uno de los sectores que requieren más recursos.


Según las estimaciones de los expertos, un 75% de la energía a escala mundial se destina a mantener la compleja organización de las ciudades.


El sol ha sido siempre la principal fuente de energía con la que el mundo se ha desarrollado, energía renovable que junto con otras, hidráulica, eólica, geotermal, permiten disminuir la demanda de combustibles fósiles  y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.


La sustentabilidad busca no sólo incentivar el uso de energías renovables, sino que se propone enfatizar el uso racional de la energía. Para ello es necesario desarrollar una conciencia energética que permita reformular políticas y estrategias, así como cuantificar la energía que se utiliza en la construcción y mantenimiento del hábitat.


En la Argentina más del 90% de la matriz energética depende de combustibles fósiles (52% Gas y 36% Petróleo); siendo el porcentaje de renovables cercano al 8% del total (5% hidráulica, 2% de leña y bagazo, 1% otras).

Entre 35 y 40 % de todos los recursos energéticos (primarios) utilizados en Argentina, se destina al hábitat construido.

Si tenemos en cuenta que el consumo de la energía va en aumento en los países desarrollados y en los emergentes, la conciencia del uso de la energía en la construcción debe modificar el enfoque desde el punto de partida del proyecto.


La mayoría del consumo en este sector corresponde a la iluminación, la calefacción y refrigeración de los edificios. Otros rubros de la demanda incluyen calentamiento de agua, máquinas eléctricas como bombas, ascensores, producción de materiales y transporte de los mismos, demolición y acarreo; pero, sin duda, es el acondicionamiento térmico el que se lleva las de ganar con un 63% del consumo energético total de la vivienda.


Construir con el clima se convierte entonces, en una de las premisas fundamentales del diseño bioambiental que abarca todas las etapas de la propuesta, desde el proyecto, la construcción, el uso e incluso la demolición, ocupándose así de todas las variables del ciclo de vida del edificio.


“La arquitectura sustentable nace como respuesta a la problemática actual, sin necesidad de resignar confort, optimizando los recursos disponibles y logrando las mismas condiciones interiores que actualmente se logran a costas del planeta.” (Arqs. Fabián Garreta-Ambrosio-Adamo).


El ahorro de energía en la industria de la construcción, es una de las  claves fundamentales para una auténtica contribución a la sostenibilidad y la protección del clima, así el objetivo de obtener mayor confort con el menor costo posible, disminuirá el consumo de combustibles, mitigando el impacto ambiental que toda intervención en el mundo natural provoca.
 

Arq. María Andrea Rodríguez


Fuente:
Sustentabilidad en Arquitectura  - Consejo Profesional de Arquitectura y Urbanismo
Diseño Bioambiental y Arquitectura Solar – Martin Evans y Silvia de Schiller

 

Dejanos tu comentario


No es legible? Cambiar texto.

Lo + leido